sábado, 15 de abril de 2017

EN LO OSCURO



Cierro los ojos,
despacio, 
dulcemente,
y allí estás tú,
respirando escondido,
en las sombras más negras
y heladas,
de mi mente.

Aún vivo,
todavía latente,
como un dolor eterno
dispuesto a no dejar de palpitar
mientras el corazón, 
no mande a los pulmones,
parar de respirar.

Y me quedo tan triste,
cuando te veo,
y duele tanto,
saberte entre las sombras
donde puedo sentirte,
y aún sin tocarte,
respirarte
y olerte

Yo,
que quise quererte,
a plena luz del sol,
hoy sólo puedo amarte,
cuando cierro los ojos
y te encuentro en lo oscuro
del callejón del alma
donde no brilla día
ni luna, ni farol.

Pura negrura,
oscuridad total,
amor herido, perra locura,
reencuentro que sueña ser letal,
pero es cobarde,
inepto, ineficaz,
y al final no nos mata,
ni nos consuela. 
No desata,
ni cura.

Isabel Salas






19 comentarios:

  1. Maravilloso poema. Sí, simplemente queda muy muy dentro, no olvidado no hecho realidad. Tremendo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, se queda adentro, escondido y respirando sin morir.
      Besos

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Muchas gracias José, en realidad hay amores que no mueren aunque lo deseemos.

      Eliminar
  3. Espléndido, veraz y lleno de imágenes y sensaciones y la tremenda oscuridad en que se encuentran medio muertos casi vivos esos amores casi de novela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ethel, si no veraz no merece la pena escribirlo.
      Saludos

      Eliminar
  4. Donde no brilla día ni luna, ni farol.
    Hermoso poema que pega y sacude lo que habita dormido en el alma.

    ResponderEliminar
  5. "Isabel, en tus versos encuentro un sentimiento, esos momentos del amor que han dejado sus huellas en el fondo del alma, pero sólo les permite ser tocados por la imaginación a través de esas sensaciones que forman parte del recuerdo..."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He tenido la suerte de conocer el amor en todas sus formas, eso indudablemente ayuda a la hora de escribir.
      Un abrazo

      Eliminar
    2. ¡En realidad,tienes una clara visión de la poesía... pero, aún más diáfana, sobre el amor... Sin embargo, los dos tópicos, son inagotables; por lo tanto y con certeza, se puede inferir que de ellos aún dista mucho de decir la última palabra, mi distinguida Amiga!
      ¡Le deseo felices pascuas!

      Eliminar
    3. Tienes razón, inagotables e inmortales, al morir quedan atrás, vivos para siempre, tus poemas y los momentos de amor vividos.
      Ambos brillan con luz propia.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. En un inmenso.abismo más oscuro ...
    Mil valentina...
    Mil honestidad..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que sin honestidad es imposible acercarse a la poesía, sea para leerla y poderla entender o sea para escribirla.
      Un abrazo

      Eliminar

Gracias por comentar. Tu comentario será publicado después de revisado. Abrazos